Puertas automáticas

¿Qué haríamos sin las puertas automáticas?

No importa de donde lo mires, las puertas automáticas son una necesidad de esas que das por sentado. Ah, pero si no las tuviésemos, pensarías “¿Ahora como abro la puerta mientras cargo esta caja tan pesada?

Es un regalo del cielo que tiene miles de años evolucionando. Seguro no sabías que la primera puerta automática fue originada en Grecia hace unos tres mil años, claro que en ese entonces solo los palacios o templos disponían de esta tecnología.

Sin embargo, esto  ha cambiado con el paso de los años y es muy común verlas ahora en mucho negocios o locales. Y ¿Cómo no? Si es uno de los mejores inventos de la historia. Estamos hablando de una puerta que se abre a sí misma, para que tú no tengas que hacerlo; no solo esto, las puertas automáticas juegan un papel muy importante.

Pensemos por un momento, si en Toy Story 2 no hubiese habido una puerta automática en la juguetería ¿Cómo hacían los juguetes para entrar en ella? Así como secretamente juegas a que abres las puertas con tu mente o eres un Jedi usando la fuerza. Son un invento maravilloso que cada local o establecimiento e incluso, hogar debería tener.

Ahora hablando un poco más en serio. Las ventajas de esta invención son muchas como para no considerarla necesaria. Digamos que llega un cliente discapacitado a tu local, pero le cuesta entrar porque debe empujar una puerta pesada en su condición. Antes de que este cliente pueda, de hecho, comprobar la calidad de la atención en tu local, ya le estás brindando una mala experiencia al tenerse que medir con nada menos que una puerta.

Igual podríamos tomar en cuenta la cantidad de veces que se evitarían accidentes, una puerta que abre automáticamente evitaría que las personas chocaran contra el cristal por no haberlo notado, más que todo, los niños.

Enumerando sus ventajas podemos encontrar lo fácil que es hacerles mantenimiento. Al ser de cristal, son muy fáciles de limpiar. Proveen el acceso de luz natural, lo que a la larga se refleja en un ahorro de energía.

Digamos que tienes un negocio pequeño y deseas aprovechar el espacio al máximo, nada da una sensación de espacio amplio como puertas de cristal y nada superaría la sensación de bienvenida como la de estas puertas abriéndose solas para que puedas pasar.

Nada provee la sensación de tranquilidad y buena vibra en un establecimiento que puertas de cristal, que filtren la luz solar y el movimiento de la calle. Al igual que la sensación de estar entrando a un sitio seguro y próspero. Le brindas a las personas una experiencia agradable y la primera impresión subconsciente que siempre tendrán de tu negocio, es que se sintieron bienvenidos.

No tienes que pelear desmontando una jamba pesada, las piezas son fáciles de manipular. No importa si tu negocio es grande o pequeño, una puerta automática siempre le dará una sensación de amplitud y buen ambiente a tus espacios.

También podemos agregar que las puertas automáticas serían una excelente opción para tu hogar,  nos referimos a estas que poseen  un sensor de movimiento, y las puedas utilizar para acceder a tu terraza o jardín.

Entre su gran cantidad de ventajas podemos contar con que poseen una gran variedad de diseños  y puedes elegirlas con apertura hacia diferentes puntos, esto es genial si no cuentas con mucho espacio ya que podrían replegarse o correrse según lo necesites.

Por estos motivos es que en Montajes Aluviarte, nos esforzamos tanto para crear instrumentos que faciliten y mejoren el día a día de nuestros clientes ya sea en su negocio o en su hogar.

giphy (3)